logo

Cat / Esp / Eng

Entrevista:

José Beut: "El Festimatge es mucho más que un concurso"

El valenciano José Beut ha ganado la 38 edición del Trofeu Torretes de Fotografía en este 2014. Ha obtenido el Premio de Honor, como mejor autor del certamen, además de una mención de Honor de la Federación Internacional del Arte Fotográfico, un Diploma ISF y la medalla de bronce de la Federación Catalana de Fotografía.
Nacido en 1958, lleva presentándose a concursos nacionales e internacionales desde hace cuatro años y en este Festimatge consigue su máximo reconocimiento.

Para conocerle mejor, su web es: www.josebeut.com



Texto: Àlex M. Franquet
Calella.


- Una de sus temáticas es la arquitectura y en este Festimatge llama la atención sus dos fotografías en color de edificios contemporáneos. ¿Dónde las hizo?
- Son fotos hechas en el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, en Avilés. Oscar Niemeyer es el arquitecto que diseñó la capital de Brasil y en España hizo esta obra. En este Centro Cultural de Avilés encontré formas raras y colores curiosos. Es un lugar especial.



- Una de las dos fotografías de este centro tiene agua de lluvia.
- Hay un suelo mojado y reflejos amarillos. Llovió y el reflejo de la luz sobre el suelo te da este juego. Yo busco composiciones interesantes, detalles, encuadres especiales cuando hago fotografías de arquitectura. También intento dimensionar lo que fotografío con personas y un toque humano, como en la otra fotografía, donde hay un padre con su hijo y un cochecito.

- El agua está muy presente en sus fotografías. ¿Es por el juego que da?
- Es verdad. En un 90 por ciento de mis fotografías hay agua. No sé si es por vivir cerca del mar en Valencia. Me gusta jugar con filtros de día y alargar las exposiciones de un minuto para dar el efecto etéreo, como de ensoñaciones. Me gustan estos efectos. Siempre me gustó mucho el mar. Encuentro que da mucho juego. Se crean reflejos que el ojo humano no capta, pero que la cámara sí lo hace.

- En blanco y negro, igual los resultados son más espectaculares.
- Sí, porque hay fotos que ya pienso que serán en blanco y negro.

- La foto con la barca hundida es muy evocadora.
- La hice en el Delta de l'Ebre. Estuve allí en diciembre y pude encontrar muchas localizaciones que me gustaban. No sabía que la marea subía y bajaba dependiendo de las horas y descubrí barcas nuevas que no había visto en mi primera visita. Quedé bastante contento de estar allí porque es una zona muy interesante para fotografías minimalistas.

- ¿Cómo retocó esa foto de la barca?
- En el revelado, retoqué el matiz y la temperatura. Los subí y di más magenta. No mucho. El encuadre es tal cual, sin más recorte. No quité ni puse nada. Igual tuvo un minuto de exposición.


- Otra foto con agua es "Entre arrozales". Debe estar hecha en la Albufera de Valencia.
- Claro, es de la Albufera. Allí hay mucho reflejo. Estaba recién sembrado y los tallos de las plantas sobresalen y se ven reflejados en el agua. La foto fue hecha al atardecer. La Albufera es otra zona interesante para captar lo que ofrece el agua y para las luces mediterráneas. Los caminos son parecidos a los del Delta de l'Ebre. Todo es agua. Y aclaro que en la foto se ve una casa de labranza. No es una vivienda.


- Más agua… ¿qué puente es el de la fotografía?
- Es el puente de Lisboa. Cuando vas allí, no puedes evitar fotografiarlo. Amanece por la otra parte del río y se suele ir a esas horas. Da buen juego. Me gustan localizaciones nuevas, diferentes, que no sean recurrentes.

- ¿Qué carrera ha hecho en la fotografía?
- Tengo 55 años y me aficioné a los 20 con el blanco y negro y en plan autodidacta, aunque formé parte de la Agrupación Fotográfica Valenciana cuatro años, a principios de los 80. Hice algún bodegón y productos pequeños. Pero mi trabajo fue para otro lado y lo fui dejando abandonado. En el 2006 me empecé a aficionar a la Reflex, que ya trabajaba con mejor calidad. He vuelto al comienzo y a ser autodidacta, aunque con Internet tienes toda la información. Es más fácil aprender el retoque, aunque ya tenía la base. Ahora hay más información y se aprende todo mucho más deprisa. Eso comporta, a su vez, que también sea más difícil innovar.

- ¿Y qué temas suele tocar, además de la arquitectura y paisajes?
- Mis temáticas preferidas ahora mismo son la arquitectura y las situaciones urbanas, fotos de calle, aunque también alterno con salidas fotográficas para buscar paisajes de larga exposición diurna y crepuscular, como en el Delta de l'Ebre o La Albufera, por ejemplo.

- Hace poco que participa en concursos pero ya ha tenido una buena cosecha de reconocimientos.
- Desde finales de 2010 he participado en concursos de fotografía con frecuencia, y he ganado más de 70 premios, tanto nacionales como internacionales. En el 2010 empecé a participar en concursos con frecuencia. Ya en este 2014 fui tercero en el Concurso Canson en Girona, pero este Trofeo Torretes es de los premios más importantes que he recibido.

- ¿Qué le parece el Festimatge?
- Estuve en la edición del año pasado y me sorprendió muy gratamente. Me pasé todo el fin de semana viendo fotos. Es el tercer año que participo en el Trofeo Torretes. Pensaba que era un concurso de fotografía como otros, pero no es así. Y sabía que había pases de cortometrajes y actividades paralelas de cine. Haberlo ganado es una gran ocasión de volver a Calella, porque es mucho más que un concurso. Es de los más internacionales que hay ahora mismo en el panorama nacional. También tienes muchas charlas y talleres y se nota que hay una gran labor detrás. Estuve toda una mañana viendo las exposiciones de La Fábrica. Es muy interesante. También me gustó la idea de colocar fotografías en los escaparates de las tiendas. Disfruté mucho, la verdad.